Juego de la Vida
29/04/2017

Perdida de trabajo (despido laboral)

 Está por terminar el mes de junio, medio año, inicio de verano, buen momento para hacer una reflexión y revisar los resultados que tenemos, principalmente en el área laboral. En este artículo encontraras experiencias personales y algunas ideas para dejar este capítulo atrás.

Hola amigos de Susan Parra.com

Algunas listas de buenas intenciones se escribieron en diciembre del 2016 de esta forma, comiendo una uva con cada intención:

  • Deseo que este 2017 siga conservando mi trabajo.
  • Que obtenga un mejor pago por lo que hago.
  • Tener más proyectos dentro de la empresa.
  • Que el equipo de trabajo apoye mis ideas.
  • Que mi jefe reconozca, aliente y me dé mejores prestaciones dentro de la organización.
  • Que termine la especialidad que inicie (que con mucho sacrificio estoy pagando) y de esta forma poder servir mejor preparada a mi empresa.

Pero cruel realidad.!!!!!! (Aquí suenan unos violines de lo más triste). Nada es como lo imagine o planee. NADA!!!!!!

“Nada puede no cambia”, y quizá lo que te está pasando sea algo parecido a lo que me sucedió a mí. Estar por varios años trabajando para una empresa para la cual eres fácilmente reemplazable. Yo creía que era importante mi aportación, mi conocimiento y experiencia laboral. Y resulta que no.

Amor a la camiseta se le nombra. Y sí, Yo Soy una persona que se entrega por completo cuando está convencida del amor que le tengo al proyecto, al maestr@, a la misión, a aquello que le da sentido a mi vida. Me entrego por completo.

En verdad me entrego y pongo todos los recursos que tengo, mentales, emocionales y físicos: doy ideas, desarrollo propuestas, me traslado en largas distancias para cumplir tiempos y horarios. Llegue incluso a entrar en una especialidad escolar, donde se paga en “dólares” para que la empresa fuera más sólida y estuviera a la altura de la exigencia académica-laboral, que requiere el mercado.

Y sin más respuesta, justificación o excusa me dicen ya no hay trabajo para ti. Con el clásico, las puertas están abiertas para cuando quieras. Es un trago difícil de pasar, más cuando sientes que lo recibido no se equilibra con lo dado. Tu jefe puede argumentar tantas cosas. Pero este es mi artículo y aquí, si mando yo.

La pérdida del trabajo es la pérdida madre, pérdida mayor, perdida primaria. Esta pérdida puede ser por propia renuncia, quiebre empresarial, cambio organizacional o despido como fue en mi caso. Cada una se trabaja de manera diferente.  Se vive de manera diferente y el futuro también es diferente.

El dolor es mayor cuando aquello que realizábamos era lo que daba dirección a la misión de servicio. Era de tu agrado, te mantenía productiva dando mejoras o propuestas. Sentía que era algo para lo cual había nacido. Amaba mi trabajo.   

El trabajo es la perdida principal. Esta pérdida conlleva perdidas secundarias. Se pierden compañeras de trabajo; amigas que se llevaran en el corazón. Momentos de alegría y entusiasmo con cada inicio de proyecto y también satisfacción con cada proyecto terminado. Se pierde un equipo con quien trabajar.  Se pierde un presente inmediato y un futuro. Se pierde un ingreso económico, más cuando se han hecho compromisos para la supuesta mejora laboral.

Con el despido laboral vienen otras perdidas más en el sentido emocional y mental: Sentimiento de rechazo, soledad, aislamiento, abatimiento, tristeza, injusticia, dolor, y porque no decirlo rencor.

Cambios, muchos cambios. Que requieren ser reconocidos y expresados. Mucho ayuda darle forma y nombre a los sentimientos, como la emoción que nos está afectando. Emociones, son diferentes a un hecho.

Otro factor que nos ayuda es revisar el grado de apego al que estemos acostumbrados a manejar. Y reconocer que nunca fue nuestro, que era el proyecto de alguien más. Soltar, liberar y continuar en otro sitio o desde otro proyecto, quizá propio o ajeno.

Lo que aprendimos de esta experiencia. “Aprender” esa es la palabra bendita. Aprender de esto que paso y ser más equilibrada al momento de dar y recibir.

Revisar si la misión, visión y valores de quien dirige esa empresa son congruentes con el llamado del propio espíritu. Si lo que proponen es congruente en la forma en que llevan y dirigen su vida.

La pasión nubla el entendimiento y perdemos de vista las señales que nos dicen cuando continuar y cuando abandonar una empresa o trabajo. Seguimos al líder, cuando ni él o ella saben para dónde van.

Agradecer y bendecir al maestro que te llevo a esta experiencia de vida. Ya que gracias a esa oportunidad de trabajo laboral, se presenta también el despido. Y con el despido, el trabajo emocional y espiritual que se requiere para continuar.  

Aquí como siempre te regalo algunas preguntas para la reflexión y mejora continua en este amargo momento. Si repite conmigo “momento”. Ya que la vida se construye, momento a momento.

¿Quién eres ante este evento?

¿Quién eres ante esta circunstancia?

¿En quién te tienes que convertir, para ver este despido como un área de oportunidad?

¿Quién eres ante tu futuro?

¿Afecta esto tu identidad? Tu Ser, Tu Auto definición.

 

Te deseo lo mejor en tu vida y en tu carrera laboral. Pero si tú al igual que yo tienes esta experiencia tan poco agradable, demos la bienvenida a los cambios. Seamos diferentes observadores para hacer de este nuestro viaje una forma de expresión más armoniosa y equilibrada. Viviendo en el desapego. Viviendo en el amor al servicio.

Y si el precio que debo “quiero” pagar por Vivir, es servir. Que mayor bendición que hacer lo que amo. Y amor lo que hago.

Artículo dedicado a mis hermanas de sueños.

Por la expresión de Tú Ser.

Susan Parra G.  

http://SusanParra.com

 

 

admin
admin
Mi nombre es Susan Parra. Yo soy un Ser en la búsqueda-encuentro de la expansión de la consciencia, que desea y trabaja por un mejor ser, una mejor vida, un mejor entorno, un mejor país, un mejor mundo. Sé que el trabajo se inicia en mí y que al estar bien mi Ser y mi observador, todo cambia. También, si tú me lo permites, quiero ser tu Coach de vida. Porque deseo compartirte mis experiencias y mi ayuda para que Tú Puedas Ser, luego Hacer, y entonces Tener todo lo que deseas en tu vida y para tus seres queridos. Mi misión es aportar, compartir, apoyar y guiar a los seres que desean sinceramente potenciar lo que son: “Seres con el tremendo poder de crear”. Y esto lo hago a través del coaching.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *