Priscila L. Ugalde – Ciudad de México

Celina Elejandrina León Ríos
Celina Alejandrina León Ríos – Ciudad de México
30/10/2016

Priscila L. Ugalde – Ciudad de México

Priscila Amayrani L. Ugalde

¿Qué busqué y qué encontré en las sesiones de coaching?

Encontre calidez y enseñanzas, las mismas que me han revestido para obtener equilibrio y estabilidad, porque he aprendido a amarme, aceptarme y  creer en mí, con base en el hecho de adquirir un compromiso personal de dar lo mejor de mí, al ser honesta y estar segura de cada una de las capacidades que tengo. Así que, he hallado el pleno autoreconocimiento del Ser, mi Ser y reitero, del continuo quehacer que corresponde a los ciclos de mi vida.

Priscila Amayrani L. UgaldeHace aproximadamente dos años, más que menos, de forma oportuna arribé al Centro Cemba(1) de Susan Parra.

Previo a ello estuve en terapia psicológica durante dos años, más o menos, mismos en que pude identificar un sinfín de fenómenos que eran competencia de mi pretérito y que se hallaban determinando acciones de mi presente, consciente como inconscientemente; mas era eso: “un aquí y me desahogo”, mientras alguien hacía la recepción de la información (un psicólogo); después de ello la reflexión como el replanteamiento de cada determinación se hallaba en medio de una pugna entre el hacer y no hacer, entre el deber y el ser, ciertamente en un plano simbólico se quedaba todo ello pululando, aunque grandes cambios en mí se sucedieron, ya que en su momento era parte de lo que correspondía en mi experiencia y aprendizaje, pues aprendí a expresar cuanto silencio en mi crepitaba, denso, bochornoso, enfermizo, de pronto a palabra fluida se desprendía de mi lo que no me correspondía y a lágrima tendida la vergüenza se iba, pues también derecho tenía, tengo a sentir -sí aprensiva de mí me vi-.
Por cuestiones de la vida, pues la vida siempre provee de experiencias necesarias, di el paso de lo simbólico a lo que concierne la acción, es decir, llegué sin siquiera saber que Susan Parra era, es coaching.

La palabra coaching propia del vocablo en inglés y que emana de la palabra coach, traducida al español como “entrenar” y por ende “entrenador”, “es una metodología que consigue el máximo desarrollo profesional y personal de las personas y que da lugar a una profunda transformación, generando cambios de perspectiva y aumento del compromiso y la responsabilidad, lo que se traduce en mejores resultados”(2) a través de la acción o lo que yo veo como, la concretización de la reflexión como una forma de materializar y por ende de palpar lo que en su momento yo me debatía (el hacer y no hacer, entre el deber y el ser), bajo el influjo del precedente que atañe a la reflexión; pero que cuando pasa de lo abstracto a lo concreto se puede apreciar en uno mismo otro tipo de resultados; es decir, dentro de la disciplina de la psicología(3) se hallaran un sinfín de dimensiones así como de enfoques, métodos de aplicación como de especialización, es por ello que no habría de denostar aquella primera práctica que ya previamente comenté, porque de alguna forma todos estos aspectos son parte de un proceso que si bien lo observo, me veo como beneficiaría de tal, dado que se tornan practicas auxiliares, las unas con las otras.

En fin, ¿qué busqué y qué encontré en las sesiones de coaching? Reitero que en mi se hallaba cierta ignorancia al respecto a la práctica de coaching; sin embargo, recuerdo que la calidez que percibí, sentí, previa a la explicación del concepto, fue algo que determino el hecho de decidir darle una oportunidad a esta vertiente metodológica; de lo que sí podría describir un tanto más, sería de todo aquello que he encontrado o conseguido de cada una de las sesiones, o sea, un montón de enseñanzas, las mismas que me han revestido, cuan escudo al bienaventurado resguarda al salir y enfrentar batallas, esas que surgen  día a día, pues todo lo que refiere a las emociones, sensaciones como acciones personales ciertos monstruos derivan así que desde que comienza el día trabajo, velo por ese equilibrio y estabilidad de las mismas, porque he aprendido a amar(me), aceptar(me) y  creer en mí, con base en el hecho de adquirir un compromiso personal de dar lo mejor de mí, al ser honesta y estar segura de cada una de las capacidades que tengo y que durante el proceso de acompañamiento paciente-coach he adquirido, tipo herramientas para enfrentar no sólo un contexto social, sino también y aún más relevante, lo personal, pues tampoco se trata de una dependencia de acción-instrucción o guía por parte de quien te auxilia, sino de formarse, informarse y tratarse.

Así que, he hallado el pleno autoreconocimiento del Ser, mi Ser y reitero, del continuo quehacer que corresponde a los ciclos de la vida: depresión, repunte, estabilidad, y viceversa, una y otra vez; pero siempre con el cometido de aprender, equilibrar y Ser, ser plena para mí, pues lo demás de pronto en ello también incoa.

Priscila Amayrani L. Ugalde.

-------

(1) Centro Cemba, éste ubicado en: 15 de junio de 1861 #2179, Iztapalapa, Leyes de Reforma 3ra Secc., 091310 Ciudad de México.

(2) Lider-haz-GO! COACHING PARA RESULTADOS. “¿Qué es Coaching?”. En línea en: http://www.lider-haz-go.info/que-es-coaching/#.V_lnLejhC00 [Última visita: 8 de octubre de 2016].

(3) Para mayor información ver: Psicología y Mente. “La diferencia entre ser psicólogo, psicoanalista y psicoterapeuta”. En línea: https://psicologiaymente.net/psicologia/diferencia-psicologo-psicoanalista-psicoterapeuta [Última consulta: 8 de octubre de 2016].

 

 

 

admin
admin
Mi nombre es Susan Parra. Yo soy un Ser en la búsqueda-encuentro de la expansión de la consciencia, que desea y trabaja por un mejor ser, una mejor vida, un mejor entorno, un mejor país, un mejor mundo. Sé que el trabajo se inicia en mí y que al estar bien mi Ser y mi observador, todo cambia. También, si tú me lo permites, quiero ser tu Coach de vida. Porque deseo compartirte mis experiencias y mi ayuda para que Tú Puedas Ser, luego Hacer, y entonces Tener todo lo que deseas en tu vida y para tus seres queridos. Mi misión es aportar, compartir, apoyar y guiar a los seres que desean sinceramente potenciar lo que son: “Seres con el tremendo poder de crear”. Y esto lo hago a través del coaching.